A lo mejor no se ha dado mucha gente cuenta, pero desde hace un tiempo muchas de las imágenes que se ven en el famoso catálogo de Ikea no son fotos sino imágenes renderizadas, generadas con programas 3D.

Ikea Logo

Desde que Ikea empezó su expansión en nuevos países a lo largo de los años 90, tuvo el problema de que las fotografías utilizadas podrían no ser adecuadas debido a las diferencias culturales, religiosas o, simplemente, porque la gente que aparecía era demasiado “exótica”. Además, el mayor número de productos a mostrar incrementaba considerablemente el coste de producción.

Hay que tener en cuenta que Ikea publica más de 200 millones de catálogos anualmente (el doble que biblias) con más de 60 versiones para 43 países.

Para aliviar este coste, en los últimos años, se han eliminado paulatinamente el número de personas que aparecen en las fotografías, y el siguiente paso ha sido la inclusión de imágenes renderizadas en el catálogo.

Según la propia marca el 60% del coste en marketing se dedica a la construcción de espacios para la promoción de sus productos.

La realización de una catálogo de Ikea es una labor enorme, de unos 10 meses de trabajo desde la concepción hasta la publicación final. Para ello Ikea cuenta con el mayor estudio fotográfico de Europa (8Millones de metros cuadrados), con 285 fotógrafos, carpinteros, interioristas y gente de apoyo trabajando a tiempo completo.

Ahora, para Ikea es muy fácil cambiar el color de un mueble de cocina, de manera que puede ser oscuro en el mercado americano, mientras que puede ser de un color claro para el mercado japonés, atendiendo a los gustos y preferencias de los posibles compradores.

Al realizar sets completos en 3D se ahorra todo el coste material y, según Ikea, el tener que tirar todo después.

Malla en Ikea
Malla de una cocina sin texturas.

La primera vez que un catálogo incluyó una imagen generada por ordenador, fue en el año 2006. Donde en la contraportada aparecía la imagen de una silla renderizada sin previo aviso, para comprobar si los clientes se daban cuenta. Al parecer nadie lo hizo.

La nueva sección 3D de Ikea ha sido ubicada en las mismas instalaciones que la fotográfica, para promover que los fotógrafos entiendan y trabajen con los modelos 3D aplicando sus conocimientos y experiencia, así como los demás profesionales sin tener que reducir el personal (entiendo que por ahora).

Dentro de estas imágenes generadas por ordenador, se incluyen elementos para parecer más reales, como huellas, manchas o defectos en la madera.

Actualmente, más del 25% de las imágenes del catálogo son renderizados.

 

Ahora un pequeño juego: ¿cuáles de estas imágenes son reales y cuales renders?

Imagen 1:
kea 3D

Imagen 2:
kea 3D

Imagen 3:
kea 3D

Imagen 4:
Ikea 3D

 

La respuesta en los comentarios.

Información relacionada:
Ikea España
The Wall Street Journal

Share: